Conceptos básicos para comprender el antiguo Egipto*

por Sebastián Vázquez

http://www.tradicionoriginal.com

Adjunto algunos conceptos sobre el conocimiento iniciático del antiguo Egipto y que forman el núcleo del viaje que hago.

. Los egipcios no tenían dioses. Los neteru, el término dioses es griego, son manifestaciones de la inteligencia divina expresadas en funciones vivientes. Esas funciones están presentes en lo orgánico y, por tanto, en el cuerpo humano.

. Los templos son seres “vivos” y por tanto con su propia función o funciones. Cada templo tiene funciones específicas y, principalmente, activan un “recuerdo”.

. El secreto del verbo. Cuando la inteligencia se encuentra con la forma, la coagulación se hace a través del verbo.

. Heka. Los griegos lo tradujeron como magia. En realidad se trata de “el movimiento del ka”. El concepto del ka, hoy perdido, es imprescindible para la correcta comprensión de la naturaleza humana, sea orgánica, energética o espiritual.

. Los egipcios tenían un conocimiento profundo de la “geografía espiritual” del ser humano. También de su estructura energética. Este conocimiento es más completo y extenso que el que nos ha llegado a occidente en los años 20 desde la India trasvasado por la Sociedad Teosófica.

. Asimismo la explicación de todo el proceso de la muerte es explicado de un modo coherente, extenso y profundo. La base son “los 9 cuerpos de luz”.

. El cristianismo, que convive en Egipto con la vieja religión durante cinco siglos, hereda un profundo factor de enseñanza. De este modo es más fácil comprender el misterio de la misa en Déndera, el de la resurrección en Abydos o el de la trinidad en Karnak.

. Desde tiempos inmemoriales se dijo “toda iniciación viene de Egipto”. Es así. Pero hablamos de una iniciación de “carne y sangre”, real, entendiendo que la iluminación es un hecho orgánico cuyo fruto es el conocimiento, entendido este como el acceso a lo real y no al conocimiento “prestado”. Y todo se inicia con “el recuerdo”.

. Por eso lo primero es comprender su pensamiento y acercarse correctamente a él. No es operativo acercarse a Egipto con el conocimiento prestado bien sea de la nueva era, con los dogmas de las religiones del libro o de religiones de Oriente.